Chinchulines

Chinchulines - Asamodo

Si hay algo que no debe faltar en ningún asado argentino es el chinchulin. Este trozo de carne es el intestino delgado del animal. Su preparación es exigente: ¿cómo conseguir que el intestino quede quebradizo sin que la carne se ponga dura? Hemos creado para ti una deliciosa receta inspirada en Vilmar Paiva:

¿ Cómo se reconoce un buen Chinchulin ?

Para asegurarse de tener un buen chinchulin, hay algunos factores importantes a considerar. En primer lugar, la grasa de los lados del chinchulin debe quedar bien blanca . Si se ve amarillento o gris, esto podría indicar que la carne no está fresca o no se ha limpiado adecuadamente.

El intestino en sí debe ser de color rosado. Si se ve más oscuro o más rojo, esto podría indicar que no se ha limpiado o preparado adecuadamente. En caso de duda, también deberías hacer una prueba de olfato: el Chinchulin debe oler fresco y agradable.

¿Cómo se asan los chinchulines?

A la hora de preparar el chinchulin a la parrilla, es importante cocinarlo lentamente y con paciencia . Lo colocas de cada lado sobre una corona de brasas (fuego corona) durante aproximadamente una hora para que se cocine lentamente, unos 15-20 centímetros por encima de las brasas de la parrilla. El error de un principiante es pensar que se hace rápidamente. Se necesita tiempo y paciencia para freír el chinchulin perfecto.

Si quieres, también puedes recortar la grasa de los lados del chinchulin para que quede un poco más liviano. Algunas personas también prefieren los chinchulines trenzados porque ocupan menos espacio en la parrilla. Sin embargo, es importante señalar que esta variante puede perder más grasa.

En general, existen muchas formas diferentes de preparar y disfrutar los chinchulines. Con un poco de práctica y atención al detalle, podrás asegurarte de tener siempre un chinchulin delicioso y perfectamente cocinado en tu plato.

Receta de Chinchulines:

Ingredientes:

  • 1 kg de chinchulines
  • 2 limones
  • sal y pimienta

Para la marinada:

  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo machacados
  • 2 pimientos, cortados en cubitos
  • 2 tomates, cortados en cubitos
  • 1/2 taza de aceite
  • Sal y pimienta para probar

Preparación:

  1. Antes de asar, marina los chinchulines con sal y abundante limón.
  2. Luego asa durante 1 hora por lado a fuego medio (a 15-20 cm de las brasas)
  3. Después de 2 horas están listos.
  4. Al mismo tiempo puedes asar un limón y luego exprimirlo sobre los chinchulines.

A la hora de asar los chinchulines hay que tener paciencia, no tiene sentido asarlos con prisas. Si quieres marinar tus chinchulines, debes hacerlo antes de asarlos para que se impregnen un poco.

Consejos:

  • Los intestinos de res, es decir los chinchulines, se deben poner primero en la parrilla ya que son los que más tiempo toman.
  • Se recomienda dejar los chinchulines en el refrigerador unas horas antes de prepararlos para que pierdan su humedad y queden más crujientes.